Ecoblog

Información y Opinión para la Era Ambiental

lunes, abril 25, 2005

El cuento de nunca acabar

O mejor dicho, que acabará cuando haya sido atropellado el último lince ibérico en libertad. Ayer, en el diario El Mundo encontré la siguiente noticia. Otro lince atropellado en una carretera en Andújar, en Jaén. Precisamente cuando por la celebración de una romería en el Santuario de la Virgen de la Cabeza por dicha carretera circulaba un volumen de tráfico elevado, y, conociendo a los romeros de todo tipo, me imagino que contentos de más, aunque no se si debido a la contemplación de la imagen mariana, o debido a las numerosas botas cargadas de vino que se suelen llevar a estos encuentros "religiosos". Personalmente no tengo nada, o poco, en contra de estas manifestaciones culturales, pero últimamente, en las pocas zonas linceras que restan en el pais, parece que hay una alta correlación entre el número de muertes de linces atropellados y la celebración de este tipo de eventos, que suelen mover bastante tráfico por carreteras que atraviesan o que lindan con supuestos santuarios para esta especie tan amenazada. Ya manifesté mi opinión al respecto en un post anterior, y me reafirmo. El hecho de que hayan nacido tres linces en cautividad no compensa ni de lejos el hecho de que desde 2002 hayan muerto 17 en estas carreteras, lo que viene a suponer aproximadamente un 10% del número de ejemplares que quedan en libertad. Hasta que el lince no se haya recuperado en otras zonas con potencial para ello, y no haya un número mínimo de ejemplares como para considerar viables esas poblaciones y estén asegurados los corredores ecológicos para garantizar un intercambio genético fluido entre poblaciones, se debería de cortar todo tráfico que no sea considerado esencial por esas carreteras, y clausurar completamente el acceso público al Parque Nacional de Doñana y a la Sierra de Andújar. Si se pierden visitantes, o disminuye el turismo, o no se pueden celebrar romerías, pues es un precio pequeño si con ello se consigue salvar a una especie de la extinción. Toda manifestación cultural es recuperable en el tiempo, pero una especie perdida, está perdida para siempre.

2 Comentarios:

At 9:24 p. m., Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 10:07 p. m., Blogger Roberto Iza said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Publicar un comentario

<< Home