Ecoblog

Información y Opinión para la Era Ambiental

domingo, julio 10, 2005

La bomba que pretendió hundir un sueño



El 10 de julio del 1.985 dos bombas hundían el barco de la organización Greenpeace "Rainbow Warrior", llevándose junto a él la vida del fotógrafo Fernando Pereira. La historia conocida cuenta que los Servicios Secretos franceses del Gobierno del socialista Mitterrand (con o sin su conocimiento, algo que todavía se discute) hundieron el barco para tratar de impedir que llegara al Pacífico Sur donde Francia pretendía llevar a cabo unas pruebas de armas nucleares en el Atolón de Mururoa.

Desde Greenpeace se conmemora este triste aniversario dedicando unas páginas de su web a la tragedia.