Ecoblog

Información y Opinión para la Era Ambiental

lunes, julio 25, 2005

A propósito del "Canibalismo" -VI-

¿Y con Brunetto Chiarelli llegó el escándalo?

Allá por los finales de los ochenta, cuando todavía el muro de Berlín andaba en su sitio, uno de los padres italianos de la Bioética, el Profesor de Antropología y Etnología de la Universidad de Florencia, Brunetto Chiarelli, lanzó ante la opinión pública su propuesta de crear artificialmente un híbrido hombre-simio para destinarlo a trabajos «desagradables» o como «reserva» de órganos de trasplante.

Independientemente de la polémica generada, lo que resulta claro al día de hoy es que la biotecnología nos ofrece la posibilidad real de su creación. Es más, pocos dudan hoy en día que tal propuesta es ya meramente real, sin que a nadie parezca importarle si esa creación animal artificial cuenta con 1, 10 o más genes humanos.

Desde hace años ya se están produciendo cerdos y ratones con genes humanos por motivos de investigación, pero también para una eventual producción en serie, mediante clonación, para obtener órganos de recambio para transplantar. ¿Cómo se establece cual será el porcentaje de genes humanos éticamente aceptable para trasplantar a otros animales?